Cocinas Integradas vs. Cocinas Cerradas

Cocinas Integradas vs. Cocinas Cerradas

Las cocinas integradas son una tendencia que se encuentra en prácticamente todas las construcciones modernas y que observamos en las últimas muestras de interiorismo.

Visto en Behance by Luxury Rent

Sin embargo, hay quienes siguen prefiriendo cierta privacidad a la hora de cocinar. Por eso en IDOMUM te presentamos las ventajas de desventajas de los dos tipos de cocinas para que puedas decidir cuál es la que mejor se adapta a tu estilo de vida.

Cocinas Integradas

Las nuevas formas de vida más descontracturadas, el interés creciente por el arte culinario y las viviendas urbanas más pequeñas son algunos de los motivos que explican la tendencia de eliminar paredes e integrar la cocina a los espacios sociales de la casa.

Visto en Bestor Architecture
Ventajas
  • La ausencia de paredes consigue mayor luminosidad y amplitud en los ambientes. Cuando los metros son escasos esta es una de las principales ventajas.
  • La circulación de los espacios se hace más fluida en especial cuando hay invitados.
  • Quien cocina no se encuentra aislado y solitario en la tarea.
  • La familia puede estar reunida en un mismo ambiente realizando diferentes actividades.
  • Los encuentros sociales resultan más informales y relajados integrando a los invitados en torno a la preparación de las comidas.
Visto en Behance by Maksym Samun’
Desventajas
  • El desorden propio de la elaboración de las comidas queda siempre expuesto.
  • La ausencia de paredes, en muchos casos, limita el espacio de guardado.
  • Los olores pueden invadir otras zonas de la casa si no se dispone de buena ventilación o de un buen sistema de extractores.
  • La atmósfera de las cocinas integradas suele ser más fría y menos acogedora.
Visto en Ian Moor Architects

Cocinas Cerradas

Las cocinas cerradas, no son necesariamente pequeñas. Sino que tienen el acceso limitado por una puerta haciendo que la preparación de la comida y la limpieza de la vajilla se encuentren fuera de la vista.

Visto en Estudio Gamboa
Ventajas
  • La preparación de la comida, los olores y el desorden quedan contenidos en un espacio privado de la casa.
  • Quien cocina tiene mayor privacidad y concentración en la tarea.
  • La existencia de paredes permite contar con mayor superficie de almacenamiento (dependiendo de sus dimensiones y diseño).
  • Los encuentros sociales formales se ven beneficiado por una mayor privacidad en la preparación previa.
Visto en Estudio Feller Herc
Desventajas
  • La existencia de paredes y puertas puede limitar la entrada de luz natural en la cocina o en los espacios adyacentes.
  • La escasez de metros cuadrados resulta en cocinas cerradas de aspecto comprimido.
  • Quien cocina queda aislado de la interacción con el resto de la familia o con las visitas.
  • La posibilidad de “esconder” el desorden favorecer a que se descuide más este aspecto en la preparación de las comidas.

 

En conclusión, no hay verdades absolutas. Más allá de las tendencias, lo importante es tener en claro las necesidades de los habitantes y el estilo de vida de la familia para poder decidir cuál es el tipo de cocina más adecuado.

Si te gustó esta nota compartila en las redes sociales. Y suscribite a nuestro Newsletter para no perderte ninguna.

¿Consultas? Escribinos a comunidad@idomum.com

 

Ar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *