Un Estar Proyectado como un Refugio Masculino

Un Estar Proyectado como un Refugio Masculino

Para proyectar una sala de estar para un hombre en el último Casa FOA los profesionales Agustina Allende Posse y Santiago Bertotti, de Interiores BAP, comenzaron por definir al usuario. De este modo imaginaron un hombre solo, amante de la buena música, del arte, de la lectura, del buen vino, en definitiva, de todo aquello que estimule los sentidos. Un hombre que vive solo pero que comparte momentos con amigos.

Gentileza de Interiores BAP Foto by Gauldoni

Imaginando encuentros de la niñez en torno a un fogón y teniendo en mente la nobleza y la simplicidad que caracterizan a la amistad masculina, se eligieron los materiales para representar un espacio sólido, contundente y contenedor.

Gentileza de Interiores BAP Foto by Gauldoni

De esta forma, definieron a la piedra como la principal protagonista para articular y recrear, con la estufa y la mesa de centro, ese espíritu de fogón de amigos. La madera de la biblioteca/bar, el piso y el techo se utilizó para contener y otorgar calidez al espacio.

Gentileza de Interiores BAP Foto by Gauldoni

El arte, por su parte, aparece plasmado en maderas en su estado natural con las obras del artista plástico Raúl Díaz.

Gentileza de Interiores BAP Foto by Gauldoni

Textiles de lino en sillones y cortinas enfatizan el disfrute del tacto y la paleta de colores neutros sostiene el aspecto masculino del espacio.

Gentileza de Interiores BAP Foto by Gauldoni

En este estar masculino, confortable y elegante los arquitectos lograron representar el refugio ideal para un hombre contemporáneo que disfruta preservar el encuentro consigo mismo y con los amigos

Ar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *