Paso a Paso para Organizar la Heladera

Paso a Paso para Organizar la Heladera

Organizar la heladera es una parte fundamental de la organización de la cocina. Una heladera bien organizada facilita las tareas de limpieza periódicas, permite encontrar los alimentos con mayor facilidad para la preparación de las comidas, evita que los alimentos “olvidados” se pongan en mal estado y posibilita ahorrar tiempo y dinero con las compras.

 

Visto en A Bowl Full of Lemons

Para que puedas disfrutar de todos esos beneficios en Idomum te contamos el paso a paso para organizar la heladera de una vez y para siempre:

La Heladera vacía

Primero se recomienda vaciar totalmente la heladera y chequear el estado de los alimentos y sus envoltorios así como las fechas de vencimiento. Tirar todo lo que esté vencido o en mal estado y reemplazar los envoltorios deteriorados por bolsitas tipo zip lock o papel film.

Si la heladera es chica y el espacio es limitado se sugiere re-ubicar todos aquellos alimentos que no necesitan guardarse en la heladera como por ejemplo: papas, cebollas, bananas, manzanas, miel, pan, aceite.

Visto en Planeta Joy

Siempre limpia

Antes de pensar en cómo organizar la heladera hay que asegurarse que todos sus estantes y cajones estén perfectamente limpios. Comenzar de arriba hacia abajo. La limpieza en la heladera es fundamental para evitar malos olores y contaminación de alimentos.

Dividir y conquistar

Antes de comenzar a organizar la heladera se recomienda separar los alimentos en categorías según su tipo, el frío que necesitan y el consumo de la familia. La cantidad de categorías a armar dependerá del espacio disponible.

Visto en Ikea y The Container Store

Recordar que la heladera es más fría en el fondo y que la parte delantera de los estantes y la puerta son los lugares menos frios. Los profesionales de la cocina recomiendan colocar:

En los estantes superiores: Bebidas, sobrantes de comida y comidas listas para comer.

En los estantes intermedios: Ingredientes crudos para las comidas a preparar. Para evitar contaminación cruzada entre alimentos se aconseja utilizar un recipiente para almacenar la carne.

En la puerta: Solamente condimentos y algunas bebidas en invierno. Evitar poner lácteos los cuales deben ir en las partes más frescas de la heladera.

Cajones inferiores: Frutas y vegetales que necesitan ser conservados con diferentes niveles de humedad. Si hay solamente un cajón inferior grande, se recomienda utilizar contenedores para separar las frutas y los diferentes tipos de verduras.

Visto en Apartment Therapy

Contenedores de aliados

Utilizar contenedores en los estantes es de gran ayuda para organizar la heladera. Son ideales para agrupar los alimentos en las categorías previamente definidas y aprovechar mejor el espacio disponible. Además al poder extraerse con facilidad para ver todo el contenido, evitan que queden cosas olvidadas en el fondo. Asimismo, permiten visualizar rápidamente que es lo que falta y que es lo que hay al momento de hacer las compras.

Visto en Colombraro

Hacerse amiga de las etiquetas

Incorporar etiquetas a los contenedores es de gran ayuda para mantener el orden en la heladera sobre todo cuando son varias las personas que la utilizan. Con las etiquetas todos pueden saber dónde va cada cosa.

Visto en Pinterest

Por último tener en cuenta que todo este proceso debería llevar menos de una hora con lo cual la falta de tiempo no es una excusa…manos a la obra para disfrutar de una heladera limpia y ordenada todos los días!

Ar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *