Wabi Sabi en la Decoración

Wabi Sabi en la Decoración

Wabi Sabi no es un estilo decorativo de moda sino una filosofía japonesa ancestral que está teniendo un fuerte impacto en la decoración actual. La filosofía Wabi Sabi encuentra belleza en la imperfección de los objetos, en las marcas del paso del tiempo y en lo incompleto. Valora la simpleza y acepta las cosas tal como son.

¿Cómo influye la filosofía Wabi Sabi en la decoración? Esta filosofía se refleja en la decoración cuando se buscan ambientaciones más sencillas, más livianas, en conexión con la naturaleza y la historia. En Idomum te presentamos algunas de las claves a tener en cuenta para crear un ambiente acorde a esta ancestral filosofía oriental que estamos descubriendo ahora en el mundo occidental.

Visto en Bacanal

Despojados

Los ambientes Wabi Sabi son sencillos y despojados, el amoblamiento y los objetos decorativos se reducen a los que son funcionales o valorados por su belleza, buscando cumplir con ambas condiciones como ideal.  Los pocos objetos que se utilizan son elegidos por su historia y su esencia y se destacan en espacios ordenados, armoniosos y calmos.

Visto en DigsDigs

Materiales Naturales

Los materiales que provienen de la naturaleza y que están expuestos a un desgaste natural son los elegidos para los ambientes Wabi Sabi. La madera sin tratar, las piedras, el algodón, el lino, la lana y las cerámicas son los materiales a escoger por sobre los sintéticos e industrializados. Son muebles y objetos que se consiguen heredados de la familia, comprados en un mercado de pulgas o en pequeños negocios regionales más que en importantes mueblerías.

Visto en The Greenwich Hotel

Colores  e Iluminación

Los colores son los que están dados por los materiales naturales: neutros arena, grises, blanco, beiges, tonalidades tierra, verdes. Asimismo, la iluminación suele ser tenue y cálida, los interiores que responden a la filosofía Wabi Sabi tienen muy poca luz artificial.

Visto en Soul Inside

Imperfección

Uno de los pilares de la filosofía Wabi Sabi es encontrar belleza en la imperfección y en el desgaste natural de los objetos. Por eso los objetos a incluir deberán ser aquellos que tengan una historia y que mantengan su funcionalidad, por ejemplo: la mesa de cocina en la cual la abuela amasaba las pastas los domingos u objetos de decoración en los que se perciban las terminaciones imperfectas de las manos del artesano. En los ambientes Wabi Sabi, las superficies tienen texturas e irregularidades y las telas muestran sus arrugas sin complejos.

Visto en Rukamen
Visto en Elle Decoration UK

Finalmente es importante tener en cuenta, que imperfección, desgaste y sencillez no quieren decir ambientes abandonados, con cosas estropeadas, desordenados o sucios. Sino todo lo contrario, la imperfección y el paso del tiempo se pueden apreciar en los objetos que han sido cuidados y que permanecen en funcionamiento y la forma de destacarlos es en un entorno prolijo y ordenado.

Si te gustó esta nota compartila en las redes sociales. Te invitamos a suscribirte a nuestro Newsletter para que no te pierdas ninguna!

No te pierdas ninguna actualización

 

 

Ar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *